prixline Formación para el Empleo

Prisioneros sin saberlo : osos, lobos y hombres

In prixline on 22/04/2018 at 11:50

Vivo y Coleando

IMG_0379Ayer visité un zoo bello, inquietante y deprimente. El Zoo La Grandera en Cangas de Onís (Asturias). Bello porque en un entorno natural boscoso contaba con preciosas aves rapaces, canguros impasibles, linces calmosos y lobos inquietantes, entre otras decenas de especies, al alcance de la vista y casi del tacto (fruto del esfuerzo del naturalista Ernesto Junco que los atiende). Inquietante porque, fuese por la gestión o por la crisis económica, las instalaciones ofrecían cierto descuido y abandono, en una atmósfera de pésimo olor.

Pero lo deprimente, y que me impresionó vivamente, tras la primera sorpresa de un hermoso lobo negro, de mirada triste y fauces pavorosas, fue un enorme oso pardo enjaulado, dando vueltas incesantemente pegado a la verja, olisqueando nervioso y moviendo su enorme cabeza como un péndulo, mientras los visitantes le mirábamos curiosos y boquiabiertos.

Los médicos preguntan a los pacientes como se sienten, pero…

Ver la entrada original 524 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: